EXTENSIÓN DE PESTAÑAS

Es una técnica laboriosa, en la que cada pestaña postiza se pega en una de las nuestras. Con las extensiones de pestañas podemos maquillarnos, lavarnos la cara, bañarnos o incluso llorar sin que la colocación de las mismas se vea alterada.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuál es el material con qué se realizan las pestañas?
Las pestañas están hechas de pelo sintético, de visón o de seda.

¿Y la composición del pegamento que se utiliza?¿Es peligroso para el ojo?
El pegamento, no supone ningún problema para los ojos puesto que es especifico para pestañas, fabricado en la Unión Europea, y por lo tanto, con todos los certificados pertinentes. Además no entra en el ojo, ya que durante todo el tratamiento los ojos deben estar cerrados.

¿Qué razones existen realmente para optar por ellas?
Generalmente, porque tienes poca pestaña,fina o corta y quieres más cantidad y volumen. Otra razón es porque quieres olvidarte de la máscara de pestañas.

¿Ventajas frente al rizado y tinte de pestañas? ¿Estropean las pestañas naturales o reducen su crecimiento o grosor?
El tinte y el rizado son para la pestaña natural, por lo que si las pestañas son cortas no las estamos alargando. La extensión consigue darte más longitud y más volumen. Tampoco se daña la pestaña natural si se colocan bien y se pone la extensión del grosor y longitud que mejor se adapte.

¿Es conveniente dejar un tiempo entre una sesión y la siguiente?
No es necesario ya que no daña el crecimiento de la pestaña natural (siempre y cuando se pongan adecuadamente).
Las pestañas se renuevan cada 6/8 semanas, por lo que se recomiendan los rellenos cada 2/3 semanas para tener el ojo siempre lleno.

¿Se las puede poner todo el mundo o existe algún tipo de contraindicación?
Existen una serie de contraindicaciones como infecciones o alergias en los ojos, por ejemplo, donde no podemos ponerlas.

¿En verano se caen con el cloro de las piscinas, el sudor o el mar?
El agua de la piscina o del mar no es un problema para las extensiones, pero tenemos que tener cuidado con los protectores solares que nos apliquemos en la cara.

¿Y tú? ¿Te animas a presumir de pestañas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *